El Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático (Cnlcc), advirtió hoy que el gobierno dominicano deberá devolver este viernes 200 millones de dólares que un grupo de bancos europeos prestó para el pago a fabricantes en Estados Unidos de la turbina y la caldera de una de las plantas de carbón de Punta Catalina.

A su vez se encuentra incluido en ese pago, un adelanto al seguro de la totalidad del financiamiento acordado con estas entidades bancarias.

La organización recordó hoy en un comunicado que el 30 de diciembre de 2015 el gobierno dominicano firmó un acuerdo con Deutsche Bank, Banco de Santander de Milán, ING Bank, Societe Generale, UniCredit S.p.A.y SACE de Italia, con la finalidad de recibir 200 millones de dólares para saldar una parte de los compromisos contraídos por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) con los suplidores estadounidenses de la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina.

En ese acuerdo, depositado en el Ministerio de Hacienda, el país se comprometió a devolver la totalidad de ese adelanto a estos bancos, si al 31 de marzo de este año, el país no comienza a recibir los desembolsos del préstamo acordado por el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social del Brasil (Bndes) para cofinanciar, junto con estos bancos europeos, la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina.

En este sentido, recordó que el Bndes está impedido de ejecutar este préstamo por ser objeto de investigación de la Procuraduría General de Brasil por el escándalo de la corrupción en Petrobas y por posible tráfico de influencia en el caso de este préstamo.

Indicó que por tanto, al Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social del Brasil de no ejecutar este desembolso, el gobierno dominicano deberá devolver, a más tardar el próximo viernes, la totalidad de los 200 millones de dólares prestados por el grupo de bancos europeos, y estas entidades crediticias quedarán liberadas del compromiso que habían hecho de financiar el proyecto de Punta Catalina por 635 millones de dólares.

Explicó que el Bndes se había comprometido a prestar para este proyecto otros 656.1 millones de dólares, que con el préstamo de los bancos europeos, completaría una financiación de 1,291.1 millones de dólares.

Exhortó a los medios de comunicación del país a solicitarle al Ministro de Hacienda, Simón Lizardo, que les entregue copia de este acuerdo suscrito entre el gobierno dominicano y los bancos europeos.

"El 7 de enero de este año, solicitamos por escrito y amparados en la Ley de Libre Acceso a la Información Pública, a la Dirección General de Crédito Público del Ministerio de Hacienda copia de este documento sin que hasta el momento recibamos respuesta alguna", dijo el Cnlcc.

Manifestó que por el "irracional aferramiento" del gobierno a las plantas de carbón de Punta Catalina, el país "se enfrentará esta misma semana a una grave crisis en sus finanzas internacionales".

Afirmó que el gobierno no debió suscribir jamás un acuerdo con estas condiciones, cuando estaba a la vista que el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social del Brasil (Bndes) estaría impedido de desembolsar el préstamo a favor de Punta Catalina hasta que por lo menos no concluyan las investigaciones judiciales sobre este banco y sobre este préstamo.

"La economía dominicana no está en condiciones de devolver esta suma de dinero tan elevada y de hacerlo, tendrá grandes consecuencias para el equilibrio macroeconómico del país y afectará de manera severa el crédito público internacional de la nación", aclaró.

Puso de relieve que "lo más doloroso y humillante" es que el país no recibió estos 200 millones de dólares, sino que el grupo de bancos europeos lo repartieron directamente entre los suplidores de la Cdeee en Estados Unidos y la empresa de seguro italiana contratada para resguardar la totalidad del préstamo acordado.

Por último, calificó este acuerdo de los bancos europeos de "piratería financiera" y opinó que este acuerdo es "ilegal" porque el Congreso Nacional no lo conoció ni lo aprobó.