Alrededor de 13.500 personas portadoras del virus VIH, de las 45.500 que están en el Programa Nacional de Atención Integral en VIH y Sida, quedarán sin los medicamentos antirretrovirales para el control de esa enfermedad, si el presupuesto asignado por el Estado dominicano es el mismo que se asignó en los años 2015 y 2016.

La denuncia la hizo Dulce Almonte, presidenta de la Red Dominicana de Personas que viven con VIH y Sida (Redovih), quien destacó que este año la financiación para la compra de los antirretrovirales (ARV) e insumos para la Respuesta Nacional al VIH y Sida se ha desarrollado con un déficit de 173 millones de pesos.

Dijo que ese déficit ascendería a RD$258 millones en 2017, de mantenerse el monto asignado en 2015 y 2016, que es de 382 millones de pesos.

Explicó que la financiación que se requiere para 2017 es de RD$640 millones, conforme lo reporta el análisis de Systems for Improved Access to Pharmaceuticals and Services (Siaps) y la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid), con el apoyo del Ministerio de Salud y sus instancias, la Unidad Nacional de Medicamentos del Servicio Nacional de Salud, la Dirección Digecitss y el Conavihsida.

El Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley Gastos Públicos 2017 fue aprobado por el Gobierno el pasado 28 de septiembre, para presentarlo al Poder Legislativo.

El director general de Presupuesto, Luis Reyes Santos, y el Ministro de Hacienda, Donald Guerrero, informaron con júbilo que al sector salud le fue consignado un aumento de 15.000 millones de pesos, reflexionó Almonte.

"Cómo es posible que ese aumento no se vea reflejado en la Repuesta Nacional para VIH y Sida, cuando los RD$258 millones que se requieren para el año 2017 representan solo el 1,7 % del aumento consignado al sector salud, y ni siquiera se toma en cuenta la vida de miles de personas que se mantienen estables y productivas gracias a los ARV", se preguntó la dirigente, quien habló en rueda de prensa.

Advirtió que el no cumplimiento de garantía de financiación de los ARV y los insumos para la Respuesta Nacional al VIH y Sida en el Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos 2017, pone en riesgo los proyectos que se ejecutan con donaciones en el país, debido a que estos son sustentados bajo el compromiso del cumplimiento de la contrapartida presupuestaria y la demostración de la voluntad de pagar por parte del Gobierno.