En 2015 la Procuraduría General de la República contabilizó 277 casos de femenicidios, 8.634 casos de violencia de género y 58.553 casos de violencia intrafamiliar, según dio a conocer hoy el Patronato de Ayuda a Mujeres Maltratadas (Pacam).

La entidad de carácter privado no pecuniaria, precisó que tipificar la violencia, identificar cómo la influencia de los estereotipos de géneros reforzados por la familia, la sociedad, la religión y la cultura son condiciones existente en un porcentaje de la mujer dominicana, quienes desconocen las fases del ciclo de violencia y muchos de estos casos se traducen en cifras de femenicidios.

Estos son los principales hallazgos de un programa de sensibilización para personal de empresas en diferentes provincias del país desarrollado por Pacam y Max Corredores de Seguros, con el que estarán impactando a 14 empresas en diferentes provincias del país para un total de un millar de mujeres impactadas.

A estos hallazgos se agregan que las mujeres desconocen cuáles son las herramientas y recursos jurídicos y de salud emocional que tienen al alcance para protegerse teniendo un desconocimiento total de sus derechos como mujeres, ciudadanas y como seres humanos.

"El hecho de que las mujeres no seamos capaces de reconocer las primeras fases que caracterizan el ciclo de violencia, no permite que busquen ayuda en el momento oportuno y al final este desconocimiento se traduce en muertes", expresó en nota de prensa Soraya Lara, presidenta de Pacam.

Con violencia sicológica nos referimos al momento en que la mujer comienza a temer, a no creer y a tener vergüenza en sí misma, agregó.

"La violencia patrimonial, más desconocida aún, ocurre cuando ocultan, disponen, trasladan sin su conocimiento los bienes que por ley tiene derecho la mujer, la despojan de sus casas, no tienen derecho sobre los enseres que compraron en comunidad, le destruyen sus pertenencias incluyendo la eliminación de documentos personales", consideró Lara.

Estas declaraciones proyectan en la actualidad, resultados de la encuesta Endesa 2013 que reflejó la situación de violencia a nivel nacional sobre mujeres entre 15 y 49 años alguna vez casadas o unidas.

Para Jeannidalia Grullón, presidente de Max Corredores de Seguros abordar el problema de la violencia de género como un problema de salud pública es una obligación que tiene, tanto el sector privado como el sector público, invirtiendo el presupuesto que necesitan las instituciones que trabajan alrededor del tema, educando y sensibilizando a las mujeres, empoderándolas con las herramientas y conocimientos que les permitan defender sus vidas y las de sus hijos.