Un joven de 19 años, con dos registros por robo, cayó abatido anoche por un raso de la Policía, cuando en compañía de otros tres hombres asaltaban un colmado en el Ensanche Espaillat, en el Distrito Nacional, informó la institución este martes.

Un informe preliminar del caso explica que Leonelsi Pujols Pineda, murió a causa de una herida de bala que le penetró por el lado derecho del pecho y se le alojó en el brazo de ese mismo lado, según certificó el médico legista, doctor Rafael Bautista.

Pujols Pineda residía en la avenida Francisco del Rosario Sánchez número 125, en Guachupita, junto a su concubina Leidy Laura Villanueva, de 24 años, quien dijo a los investigadores policiales que le había pedido a su pareja que no continuara cometiendo asaltos porque lo iban a matar.

El informe agrega que Pujols Pineda había despojado de un teléfono celular a Domingo de Jesús Vólquez, de 25 años, encargado del colmado, y se disponía despojar de sus pertenencias a Carlos Manuel Pérez Sánchez, de 36 años, empleado del establecimiento.

El raso Salvador Alcántara informó a sus superiores que al llegar a las inmediaciones del referido negocio, notó la presencia del occiso armado de una pistola y de otros tres hombres en dos motocicletas que lo acompañaban, quienes se detuvieron frente al establecimiento.

Relató que al observar que estaban asaltando a los empleados del colmado, intervino, originándose un intercambio de disparos, resultando Pujols Pineda con la herida de bala que le provocó la muerte.

El cadáver de joven fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense para los fines de necropsia mandatorios.

En el lugar del hecho la Policía Científica colectó una pistola Carandai, calibre 9mm, serie G47543, la cual portaba de manera ilegal el asaltante ultimado, la cual es depurada para establecer su origen.
 

Pujols Pineda había sido sometido a la justicia en dos ocasiones por robo, según consta en los archivos de la Policía Nacional.

La Policía trabaja en la identificación de los tres cómplices del asaltante abatido, para apresarlos y ponerlos a disposición del Ministerio Público.