La Asociación Dominicana de Agentes de Aduanas (ADAA) celebró el Seminario Internacional "Visión de la OMA ante el Profesional Aduanero", con representantes de agentes de aduanas de 21 países de la región donde también se desarrollará la primera reunión de la Asociación de Profesionales Internacionales de Aduanas de las Américas.

Juan Tatis, presidente de la Asociación de Agentes de Aduanas de la República Dominicana explicó, en nota de prensa, que el seminario busca capacitar al profesional aduanero al más alto nivel y documentarlo de los principales retos de los agentes de aduana en la nueva dinámica del comercio internacional.

Tatis, al dar las palabras de apertura del evento internacional, citó que es imprescindible para la República Dominicana tener una legislación actualizada y que permita la competitividad y elimine las trabas discrecionales que están sujetas a un director de Aduanas de turno.

"La gestión aduanera actual es consecuencia de la existencia de una Ley General de Aduana desactualizada, que no se ajusta a los requerimientos de los nuevos tiempos, la última modificación realizada a las normativas datan del 2006 y la misma resultó "un traje a la medida" hecho por la dirección de la entidad.

El manejo operativo de la Dirección General de Aduanas (DGA) se registra una involución causada por la falta de un instrumento jurídico actualizado, una nueva ley.

Calificó como una urgencia que las Aduanas se enfoquen en su rol de dar garantía, seguridad y facilitación al comercio.

El presidente de la ADAA, puso como ejemplo el caso que se da en las aduanas Dominicana donde se violenta la Ley vigente porque está contemplado que Aduanas tiene dos años para fiscalizar las mercancías mas no para retenerlas, se supone en que en 48 horas debe de salir la mercancía de los puertos mientras en la República Dominicana la DGA está haciendo una evaluación con retención de la mercancía lo que representa hasta 5.000 pesos diarios por mora del contenedor en el puerto a un importador, disparando los costos y en su momento generando hasta la quiebran de los negocios.

En el día a día existen muchas acciones de las autoridades que no tienen fundamento legal, como el cobro de un 20 % a todas las importaciones en las que se detecta algún nivel de irregularidad.