Aunque con menor intensidad que en los días anteriores, las lluvias continúan en todo el país.
El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene los niveles de alerta amarilla y verde por posibles inundaciones repentinas, urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra en 18 provincias a causa de las lluvias, que mantienen tres comunidades incomunicadas.

Permanecen en alerta amarilla las provincias Puerto Plata, San Cristóbal y Santiago; mientras que en alerta verde están las provincias Montecristi, Dajabón, Peravia, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, María Trinidad Sánchez, Santiago Rodríguez, San Juan de la Maguana, Valverde, Monte Plata, Gran Santo Domingo (provincia y Distrito Nacional), Sánchez Ramírez, Elías Piña, Monseñor Nouel y La Vega.

Según el último boletín de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) y el Boletín Hidrológico del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), el país aún se mantiene con inestabilidad a causa de los efectos locales (calentamiento y orografía) y ahora se le suma una vaguada en los niveles medios ubicada en el Atlántico al nordeste del país.

Este fenómeno atmosférico contribuirá que continúen los aguaceros con aisladas tormentas eléctricas en el Valle del Cibao Central, Los Haitises, Bahía de Samaná y algunos poblados de la llanura costera del Caribe y la zona fronteriza.

En el municipio de Fantino, por causa de un ventarrón, unas 12 viviendas perdieron sus techos de forma parcial y sus habitantes fueron trasladados a casas de familiares y amigos. Además, por la crecida del Río Cevico continúan incomunicadas las Comunidades de Sabana del Rio, Palmar del Rio y Sonador.