Al menos 23 niños y adolescentes y una empleada de la escuela Domingo Sánchez, de la comunidad de San José Afuera, del municipio de Baitoa, 17 kilómetros al sur de Santiago, se intoxicaron hoy tras tomar leche y otros alimentos.

Sin embargo, la directora del centro educativo, Carmen Ortega, dijo que solo 13 de los alumnos consumieron leche del desayuno escolar y que otros comieron galletas.

También manifestó que los estudiantes comenzaron a sentir náuseas, mareo y dolores abdominales, pero que solo una niña vomitó.

La educadora agregó que aunque la situación está controlada están investigando para determinar lo que sucedió.

Subrayó que al lugar se presentó un pediatra que evaluó a los afectados.

"Vamos a ver qué pasó porque solo 13 consumieron leche, pero todos presentaron los mismos síntomas", declaró Ortega.