Cerca de 7.500 mujeres jóvenes contrajeron el VIH cada semana durante 2015, lo que les convierte en el grupo más vulnerable frente al sida, especialmente en África Subsahariana, una de las regiones más afectadas por la epidemia.

"El mundo está fallando a las mujeres jóvenes, necesitamos hacer más y de manera urgente", reconoció hoy el director ejecutivo de la agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA), Michel Sidibé, en la presentación en Windhoek, la capital de Namibia, del último informe sobre una enfermedad que afecta a 36,7 millones de personas en todo el planeta.