A una semana de los ataques perpetrados en París, Francia, sucedió otro atentado, ahora en Mali, un país en el Sahara occidental de África, que fue ua colonia francesa hasta 1959.

La toma de más de 170 rehenes en el hotel Radisson, y que terminó con 27 muertos, fue adjudicada por el grupo yihadista Al-Mourabitoun, grupo filial a Al Qaeda - Magreb, que fue fundado por Osama Bin Laden. 

El líder de Al-Mourabitoun es el argelino Mokhtar Belmokhtar, mejor conocido como "El Tuerto"; a quien se le considera una principal figura del yihadismo africano. 

Al-Mourabitoun es reconocida como una organización terrorista por Naciones Unidas y los gobiernos de Australia, Canadá, Reino Unido y los Estados Unidos.