La policía alemana de Seguridad del Estado abrió una investigación contra dos alemanes, acusados de atacar el pasado 22 de agosto a una mujer y a sus dos hijos, procedentes de Europa del Este en Berlín.

Los dos hombres, uno de 32 años y el otro 37 años, lanzaron insultos racistas contra la muje y sus pequeños de cinco y 15 años, durante su viaje en un tren.

Momentos después el hombre de 32 años cuya identidad se desconoce, se desabrochó el pantalón y comenzó a orinar sobre el más pequeño de los niños, sin embargo su hermano para protegerlo se interpusó, por lo que también fue afectado.

Los testigos alertaron a las autoridades, quienes después detuvieron a los dos hombres para ficharlos, sin embargo, ambos fueron liberados.

Actualmente, las autoridades buscan a los miembros de la familia, que continuaron con su camino sin presentar cargos, probablemente por carecer de documentación que les permita estar en Alemania, informó el periódico español “El País”.

Frank Henkel, senador de Interior de Berlín, declaró: "En mi oficina pensábamos que habíamos visto ya de todo, pero éste es un caso particularmente repulsivo y desagradable”.