El director del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), Juan Chávez, alertó sobre la necesidad de tomar medidas preventivas para evitar la entrada al país la raza TR4 del hongo patógeno Fusariun oxisporium, denominado "Mal de Panamá", que afecta a plantaciones de musáceas.

El funcionario consideró urgente que una comisión de alto nivel compuesta por técnicos dominicanos especialistas en fitopatología, biotecnología, fitotecnia y fitomejoramiento, visite algún país de Oceanía, África o Asia, donde existe la raza TR4, e investigue sobre su biología, síntomas iniciales de ataque, y métodos a implementar para evitar que entre al país.

Chávez exhortó a los ministerios de Agricultura y de Relaciones Exteriores a gestionar ante las autoridades del posible país anfitrión para que la comisión reciba toda la información necesaria para establecer la barrera fitosanitaria que impida que la TR4 entre al país, así como los métodos para su control, en el caso eventual de que logre entrar.

Asimismo, alertó sobre el peligro que representa la raza TR4 del hongo Fusariun oxisporium para la producción de musáceas en todo el territorio nacional, especialmente para la producción orgánica de banano (Musa cavendish), rubro del que la República Dominicana es el mayor productor del mundo.

"Resulta sumamente importante establecer una barrera sanitaria que impida la entrada de la raza TR4 del Fusariun oxisporium al país, para evitar la destrucción del banano (Musa cavendish), así como otras variedades de plátano (Musa paradisíaca), lo cual mermaría considerablemente la seguridad alimentaria de nuestro población", manifestó el director del CONIAF.

El banano orgánico ocupa un lugar preponderante en el Producto Interno Bruto Agropecuario; representa una importante fuente de creación de empleos en la zona rural, y aporta ingresos al tesoro nacional a través de la generación de divisas producto de sus exportaciones, señaló.

El director del CONIAF reiteró que la raza TR4 del Fusariun oxisporium provocó la desaparición de la variedad de banano Musa cavendish en los citados continentes, "por lo que hay que evitar a toda costa que llegue a la República Dominicana".

Además, recordó que la raza T1 del Fusariun oxisporium destruyó en el país todas las plantaciones cultivadas con la variedad Gross michel, a pesar de los esfuerzos para controlar el hongo mediante la aplicación de productos químicos muy tóxicos al suelo y prohibidos por la mayoría de los países del mundo.