Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia, aseguró que no cree en el nuevo plan de rescate ofrecido por los líderes europeos. Sin embargo, estará dispuesto a llevarlo acabo.

Tsipras manifestó que el acuerdo parece ser muy duro, a pesar de que es la única forma de que Grecia siga dentro de la Eurozona.

El pacto depende de las medidas que decida el parlamento, donde el primer ministro tiene un conflicto con los diputados.

Afirmó que no está dentro de sus planes una renuncia. Pero también asumió la responsabilidad de los errores que ha cometido, informó el medio británico "BBC".