Con el firme objetivo de orientar y concientizar a miles de ciudadanos, en especial conductores, la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) celebrará a partir del próximo lunes 21 y hasta el domingo 27 la “Semana de la Seguridad Vial”.

El organismo  precisó que durante esa semana se realizarán múltiples actividades dirigidas a prevenir accidentes y pérdida de vidas por esa causa.

Espera impactar de manera directa a más de 500 mil personas.

Un comunicado de prensa, emitido por la Amet, precisa que la iniciativa está dirigida  a conductores, pasajeros y peatones. También a los usuarios de los vehículos pesados.

Objetivo

Conforme al programa de trabajo, personal de la AMET enfocará sus acciones en demostrar a la ciudadanía que sólo respetando las señales de tránsito y conducir de manera responsable, se podrá evitar accidentes fatales. El objetivo principal de la AMET es mejorar la conducta vial.

“Queremos promover una cultura efectiva de prevención  en cada conductor. Que se entienda de manera clara que de acuerdo a su comportamiento en las vías disminuyen o aumentan los accidentes de tránsito”, precisó.

Los detalles sobre la celebración de la "Semana Mundial de la Seguridad Vial fueron ofrecidos durante una rueda de prensa celebrada en la sede de la AMET. Habló el vocero de esa institución, teniente coronel Diego Pesqueira, en compañía de Alexandra Cedeño, directora de Planificación Vial; Iván Matos, enlace con los medios de comunicación y Jorge Aquino Frías, subdirector de comunicaciones.

Misa por Víctimas de Accidentes

La AMET anunció, además, que previó al inicio de la Semana de la Seguridad Vial, este domingo  20, será oficiada una misa solemne en la capilla San Judas de Tadeo del Palacio de la Policía Nacional, en ocasión del  Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.

Este Día se ha convertido en un instrumento importante de los esfuerzos desplegados en todo el mundo para reducir las muertes por accidentes de tráfico. Ofrece una oportunidad de señalar a la atención la escala de devastación económica y emocional causada por los accidentes de tráfico y de reconocer el sufrimiento de las víctimas de accidentes de tráfico y la labor de los servicios de apoyo y rescate.