Miembros de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) iniciaron ayer la entrega de “multas educativas” a los conductores que sean sorprendidos parados en sus vehículos encima del paso de cebra o de las recién pintadas franjas amarillas en las intersecciones.

Esta medida, que comenzó en la intersección de la Lope de Vega esquina José A. Soler, tiene como objetivo evitar embotellamientos por el bloqueo de las vías.

A través de esta iniciativa, la Amet da seguimiento a la campaña de señalización iniciada el pasado 21 de junio, denominada “Piénsalo bien. Nunca bloquees la intersección”, cuyo primer paso consistió en pintar el centro de las intersecciones con pintura de tráfico termoplástico, que marca la zona de no bloqueo. Esta disposición se realiza bajo la coordinación del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, y el general Frener Bello Arias, director del organismo encargado de regular el tránsito.

Al dar a conocer la información, la Amet precisó que las “contravenciones educativas” que se han aplicado a los conductores sorprendidos sobre la señalización “no representan ninguna carga económica”.

“El objetivo es que todos los usuarios de las vías se vayan familiarizando y conociendo la finalidad con que fueron colocadas, y que asuman el compromiso moral de no volver a cometer ninguna infracción de tránsito”, destaca un comunicado de prensa de la entidad encargada de regular el tránsito.

Explica además que en esta fase de la campaña los agentes Amet orientarán de manera verbal a los conductores y peatones y a la vez le entregarán volantes informativos.

La entidad encargada del tránsito agregó que en principio la medida de señalización para no bloqueo es implementada en las intersecciones de avenidas del polígono central del Distrito Nacional.