Concitó amplio respaldo entre la sociedad civil y el empresariado la propuesta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), de impulsar un nuevo marco legal que rescate y fortalezca el sistema electoral dominciano.

La Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR) manifestó ayer su apoyo a las propuestas de Rafael Blanco Canto, presidente del CONEP, expresadas la semana pasada precisamente en el almuerzo que organiza la cámara.

Para AMCHAMDR,  el bienestar social y económico está fundamentado en instituciones sólidas y transparentes que rinden cuentas y, consecuentemente, estabilidad.

“El paquete legislativo propuesto por el CONEP reforzaría estos aspectos institucionales y elevaría la confianza de la ciudadanía en el sistema, además de legitimarlo”, expresó la institución.

La declaraciones de Blanco Canto también encontraron eco en la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), que las calificó de “oportunas” y “acertadas” incluso cuando denunció que el sistema electoral “colapsó” durante los comicios generales del pasado 15 de mayo.

“Es una necesidad nacional la construcción de los cuatro pilares comprendidos por la aprobación de una nueva Ley Electoral, la Ley de Partidos, una Ley de Responsabilidad Fiscal y como cuarto pilar garantizar la plena independencia y fortalecimiento de las instituciones tal y como lo expuso el presidente del CONEP”, señaló Antonio Ramos, presidente de la ONEC, a través de una nota de prensa.

Las declaraciones de Blanco Canto, según Ramos, “representan el sentir del sector comercial y el empresariado en general, en torno a los principales temas de la agenda nacional. Es importante fortalecer nuestras instituciones para que generen un mayor nivel de confianza de cara a la población.

El tema electoral es solo el inicio, debemos revisar todas las instituciones de nuestro país y fortalecerlas para que brinden equidad a toda la población”, agregó el representante de los grandes comercios.

Igual respaldo expresó el movimiento no partidista Participación Ciudadana, que ayer sostuvo que el diseño actual del sistema político permite que el partido que gana las elecciones pueda controlar los órganos superiores del Estado y garantizar que sus decisiones le sean favorables.

“Las violaciones al ordenamiento jurídico sin un régimen de consecuencias, las dificultades para que los órganos de control puedan ejercer sus funciones y las inequidades y abusos ocurridos antes, durante y después del reciente proceso electoral (...) deben ser interpretados como un llamado a las fuerzas sociales, políticas y económicas responsables del país, para que unan sus voluntades y esfuerzos a fin de lograr la firma de un gran pacto político-social por la institucionalidad democracia”.