El presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Trajano Potentini, propuso una refundación desde cero del sistema judicial dominicano", dado que el Poder Judicial "atraviesa la mayor crisis de credibilidad desde su fundación, lo que invita a repensar todo nuestro esquema judicial."

El proceso debería iniciarse con un diagnostico que trace la ruta crítica de la reingeniería que, tanto a nivel político como jurídico y constitucional, se deberá verificar para consensuar los cambios que tendrán que operar en el camino de rescate del sector justicia en el país, opinó el jurista.

Potentini afirmó que no se trata de percepciones, sino de un constante y desviado accionar de los encargados de dirigir el sistema judicial, incluyendo no solamente a los jueces y los abogados, sino también al Ministerio Público y a las fuerzas del "orden", cuya participación en hechos ilícitos resulta particularmente nociva para la sociedad.

"Es tiempo de hacer una auditoría profunda de los casos resueltos por jueces y fiscales como forma de establecer mecanismos de seguimiento de las actuaciones de esos funcionarios", opinó.

Lo más grave, a juicio de Potentini, es que el problema no es de las llamadas "Altas Cortes", ni de los empleados de menor nivel de uno u otro tribunal, sino que se trata de un problema sistémico, de una generalizada y perniciosa connivencia entre jueces, fiscales, autoridades policiales y militares, abogados y empleados.

El presidente de la FJT resaltó la necesidad de impulsar una ley de prevaricación judicial, para "dotar a las instancias correspondientes de las herramientas necesarias para frenar esta carrera hacia el desastre en la que se ha convertido la función judicial dominicana".