La jueza Kenya Romero aplazó hoy para el 10 de mayo la audiencia preliminar en contra del regidor por Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís; y del presidente de la Unión Nacional de Transportistas Afines (Uniatrafin), Arsenio Quevedo, acusados de la muerte de varios transportitas.

La magistrada adoptó la decisión con el interés de que las partes sean notificadas de las pruebas audiovisuales.

Sobre Quevedo pesa una acusación de encabezar una banda de sicarios para matar miembros de otro sindicato de transporte, hechos que el líder de Unatrafin niega, y asegura que responden a una trama en su contra por parte del diputado Juan Hubieres, presidente de Fenatrano, y de la procuraduría general de la República.

Mientras que el regidor Erickson de los Santos Solís (Ney) esta acusado de dirigir una banda de sicarios y de lavado de activos.