La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia aplazó este jueves el juicio disciplinario contra la suspendida jueza, Awilda Reyes, acusada de presuntamente cometer actos de corrupción en el ejercicio de sus funciones.

El aplazamiento se realizó por pedido del abogado Enrique Santilises, con el fin de que sea entregada a Reyes, la documentación completa requerida  por la imputada a través de su defensa técnica.

Awilda Reyes, acusada de supuestamente pertenecer a una red mafiosa dentro del aparato judicial para favorecer a personas vinculadas a casos de sicariato, narcotráfico y lavado, dijo que mueva a suspicacia que a un año de iniciado el proceso aún no se haya culminado con una decisión.

“Quiero resaltar que hoy 17 de noviembre tenemos un año suspendida, sin salario. Tenemos un año sometida a un juicio penal que nos tiene privada de libertad, y entendemos que ya se ha sobrepasado los límites legales y humanos para que se me mantenga en esta situación”, dijo.