La Policía Nacional informó hoy de que, con el apoyo del Ministerio de Defensa y el Ministerio Público, apresó entre el 16 de junio y el 11 de julio, a 278 personas que se encontraban prófugas de la justicia por diferentes actos delictivos.

Asimismo, explicó que durante las intervenciones se recuperaron 157 armas de fuego cortas y largas que estaban en poder de personas que las portaban de manera ilegal; así como 1,761 armas blancas, entre ellas cuchillos, machetes, puñales, saca hígados, estiletes, punzones, entre otros.

Además, en lo relativo al combate contra el microtráfico de sustancias controladas, los agentes actuantes ocuparon 74 kilos de cocaína, 3,665 porciones de marihuana y 630 de crack, mediante el desmantelamiento de lugares donde operaban puntos de ventas de drogas, localizados mediante arduas labores de inteligencia.

También, informó de la recuperación de 90 teléfonos celulares presumiblemente sustraídos a personas mediante descuido y asaltos a mano armada.

Estas actividades preventivas se realizaron en las ciudades de Bonao, Santiago, Puerto Plata, San Francisco de Macorís, Barahona, San Juan de la Maguana, San Pedro de Macorís, La Romana y la provincia de Santo Domingo y el Distrito Nacional.

En los operativos participaron de más de dos mil miembros policiales con el apoyo de efectivos militares, enviados desde el Ministerio de Defensa, como apoyo a las intervenciones policiales.

El Operativo Nacional de Intervención Policial Focalizado es una acción coordinada de la Policía Nacional y el Ministerio de las Fuerzas Armadas para disminuir los actos de violencia y de delincuencia a su mínima expresión.