Un equipo de agentes policiales de la ciudad de Moca apresó en el sector Los Mina, Santo Domingo Este, a dos de tres reconocidos antisociales que confesaron haber ocasionado la muerte a tiros a otro malhechor, el cual enterraron en las arenas de una playa del municipio de Gaspar Hernández, provincia Espaillat.

Al momento de sus capturas, les fueron ocupados un fusil, una pistola, tres celulares y dinero en efectivo.

Los apresados son José Luis Paulino Tejada (a) Chucho, de 30 años, y Juan Carlos Santiago Ferreira, (a) Rafuchi, de 24 años, quienes al ser depurados en los archivos policiales, el primero figura con dos registros por robo y asalto a mano armada, en tanto que se persigue activamente un tal “Manuel el Muñequito”, a quien se le exhorta a que se entregue por la vía que considere idónea.

Estos hombres fueron los confesos autores de la muerte de Arturo Argelis Taveras, (a) Anyelis,  a quien ocasionaron heridas múltiples de armas de fuego, posteriormente su cadáver lo enterraron en el balneario Acapulco, en una playa del municipio de Gaspar Hernández, provincia Espaillat, circunstancias que son investigadas.

Al momento de ser capturados por los agentes, a “Chucho” y “Rafuchi” les fueron ocupados el fusil marca Roman Ak Serie, 1966RS1472, una pistola  calibre 9 marca Glock,  serial G0D969, que portaban sin ningún tipo de documentos, tres celulares y dinero en efectivo.

El arresto de los dos hombres se produjo tras la Policía darle seguimiento a una denuncia interpuesta el 27 del pasado mes de julio por el padre del hoy occiso, el señor Pablo Taveras Reyes, quien comunicó a las autoridades que su hijo había salido con Chucho y  Rafuchi con rumbo a Gaspar Hernández, a entregarle un dinero a un tal Gringo, y que luego no se sabía de su paradero.