La Policía Nacional apresó a un hombre acusado de la muerte a tiros del administrador de un taller de ebanistería, cuando éste estaba entrando a dicho local en la calle Principal casi esquina Hermanas Mirabal, Marañón II de Villa Mella, Santo Domingo Norte.

En la operación, desarrollada en el día de ayer, fue detenida una mujer que lo acompañaba, informó hoy la institución en un comunicado, donde también se informa de que el suceso se produjo el pasado 4 de enero.

La Policía identificó a los detenidos como Ramón Domingo Hurtado Camilo (El Gringo), de 40 años, y su compañera sentimental Rosa Linda Roa Díaz, por la muerte de Pedro Faustino Vásquez, de 41.

El informe preliminar del caso refiere que Hurtado Camilo (El Gringo) figura registrado como propietario de la pistola homicida, según se determino, marca FEG, calibre 9mm, serie B90395.

En el momento de su apresamiento, negó su participación en el crimen argumentando que dicha arma se le había extraviado en un tiempo aún no establecido, aunque no dio parte a ninguna autoridad.

El archivo balístico registrado en el Ministerio de Interior y Policía coincide en un ciento por ciento con las evidencias balísticas levantadas en la escena del crimen, lo que vincula el arma en cuestión, de manera irrefutable, con el crimen de Faustino Vásquez.

También, durante las investigaciones, se determinó que el prevenido es el dueño del local donde operaba el negocio de ebanistería.

Asimismo, el arma coincide con las evidencias colectadas en octubre de 2011, en la escena donde resultó herido por arma de fuego un hombre identificado como Wilson Junior Abreu López, frente a un centro de diversión ubicado en la avenida Charles de Gaulle.

La víctima de ese suceso falleció a consecuencia de heridas por arma de fuego en la boca sin salida, herida del mismo tipo en el muslo y muñeca izquierda.

Según declaró un testigo ocular del hecho, cuyo nombre la Policía no aporta, el hecho se originó en la fecha antes señalada cuando Faustino Vásquez se disponía abrir el local de su negocio ubicado en la citada dirección, conduciendo la camioneta marca Toyota Tacoma, placa L263210.

Fue entonces cuando se presentó en el lugar un hombre en compañía de una mujer a bordo de un vehículo marca Runner y, sin mediar palabras, el individuo le realizó varios disparos que le provocaron las heridas mortales, por motivos que aún están bajo investigación.

Al hacer las pesquisas pertinentes sobre los celulares de los detenidos, ambos los ubican en la escena del crimen, donde se recolectaron cuatro casquillos calibre 9mm, un proyectil y dos celulares de distintas marcas.

La Policía continúa con las investigaciones para recolectar más evidencias que ayuden a esclarecer este caso, mientras los prevenidos serán puestos a disposición de la justicia a través del Ministerio público para que se les conozca medidas de coerción.