La Policía apresó a una pareja de haitianos en el municipio Manzanillo de Montecristi por no dar parte de la muerte de su hija de dos días de vida, que falleció a causa de una enfermedad catastrófica, y a la que enterraron, alegando que esa es la costumbre en su país.

La recién nacida fallecida es hija de los haitianos Ebede Jean, de 48 años, jornalero; y Filomena Pieluis, de 29, doméstica, quienes sepultaron a su niña sin informar del deceso a las autoridades.

El informe preliminar de los oficiales actuantes refiere que la niña fue enterrada a orillas del canal Lateral 11 de la sección Gozuela del citado municipio, alrededor de las 10:00 de la mañana.

En ese orden los investigadores señalaron que, al conversar con los padres, éstos dijeron que la habían enterrado conforme a la costumbre en Haití.

La infante nació el día 11 de octubre del 2015 en el hospital público Pepillo Salcedo, falleciendo dos días después a las 10:00 de la noche.

La institución del orden explicó que el cadáver fue enviado al Instituto de Nacional de Ciencia Forenses "INACIF" en la ciudad de Santiago para practicarle la autopsia.