Ocho personas fueron apuñaladas durante la noche del sábado en un centro comercial del estado de Minnesota, Estados Unidos, por un hombre que invocó a Alá y que fue abatido por los disparos de un policía fuera de servicio.

Durante el ataque el agresor preguntó al menos a una persona si era musulmana antes de apuñalarla, según informó en rueda de prensa Blair Anderson, jefe de policía de St. Cloud, localidad situada a un centenar de kilómetros al noroeste de Mineápolis.

Anderson evitó hablar de acto de terrorismo y dijo que el motivo de los ataques que se produjeron en el Crossroads Center no se conoce todavía.

“Vamos a ser diligentes y llegar al fondo de esto”, añadió, subrayando que la investigación sigue abierta.
El agresor fue identificado y sólo estaba fichado por la policía por infracciones de tránsito. Iba vestido con el uniforme de una empresa de seguridad privada y fue reducido por los disparos de un oficial de policía fuera de servicio de otra jurisdicción.

Todos los heridos fueron trasladados al hospital de la localidad, aunque solo uno de ellos quedó internado, según fuentes del centro médico.