El jefe de bancada oficialista de la Cámara de Diputados de Argentina, Nicolás Massot, afirmó que está “a favor de debatir el aborto y cualquier otro tipo de ley, por más controversial que pueda ser”.}

“El debate siempre está abierto”, dijo Massot en referencia a una eventual discusión en torno a la despenalización del aborto en el país trasandino.

El diputado, jefe del bloque del gobernante en el Congreso, también reconoció que, ante una discusión “de esta naturaleza”, el comportamiento del espacio puede no ser homogéneo.

En ese sentido, afirmó que dentro del conglomerado hay “una heterogeneidad, una diversidad entre sus miembros”, por lo que “es difícil unificar posiciones” en ese tema.

La discusión en torno a la despenalización fue introducida este sábado cuando la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, fue consultada en una entrevista sobre su posición.

Aunque públicamente ha dicho que no está de acuerdo con la despenalización, excepto cuando hay “riesgo de vida para la mamá” y otros casos contemplados por la legislación argentina, la gobernadora también pidió “no ser hipócrita”.

“Las mujeres que deciden abortar no lo deciden. Ninguna mujer va contenta a hacerse un aborto, es una situación traumática”, explicó.

En Argentina, la interrupción voluntaria del embarazo es considerada delito dentro del Código Penal. No obstante, la legislación contempla la figura del “aborto no punible” cuando es necesario evitar un peligro para la salud de la mujer y en los casos en los que el embarazo es producto de una violación.