1- Art 37.- Derecho a la vida

La penalización o no del aborto ha enfrentado en reiteradas ocasiones a religiosos y feministas. Mientras los grupos conservadores sustentan su rechazo al aborto amparados en el Artículo 27 de la Constitución dominicana que consagra el derecho a la vida “desde la concepción hasta la muerte”, representantes de sectores liberales abogan por la interrupción del embarazo en casos excepcionales como violación, peligro de la madre, incesto o malformación del embrión.

Esta ha sido, por más de una década, “la discusión de nunca acabar”, que generalmente cobra vida cuando los legisladores debaten sobre el Código Penal y mantienen vigente, como el pasado mes de julio, la total penalización del aborto.

2- Art 124.- Elección presidencial.

Luego de tres años de gestión, el 13 de junio del año 2015, el presidente Danilo Medina se enfrentó a fuertes cuestionamientos porque “el Congreso Nacional, con 181 votos a favor y 29 en contra, introdujo en el artículo 124 la tan debatida reelección presidencial.

“El Presidente o la Presidenta de la República podrá optar por un segundo período constitucional consecutivo y no podrá postularse jamás al mismo cargo ni a la Vicepresidencia de la República”, reza el citado artículo.

Para esa fecha el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no tenía definido quién sería su candidato presidencial. Dos meses después, en agosto, ya estaba decidido que Medina iría a las presidenciales de 2016.

3- Art 18.- Nacionalidad

La Constitución actual, en su artículo 18, establece que tienen nacionalidad dominicana quienes nazcan en territorio nacional excepto “los hijos e hijas de extranjeros miembros de legaciones diplomáticas y consulares, de extranjeros que se hallen en tránsito o residan ilegalmente en territorio dominicano”.

En esta pieza, y pese a lo establecido en el artículo 110, la Ley fue aplicada de manera retroactiva, tomando en cuenta que La Constitución vigente entre los años 1966 y 2010 establecía que toda persona nacida en República Dominicana adquiría nacionalidad dominicana, a menos que sea hijo legítimo de un diplomático o de un extranjero en tránsito.

Con esta modificación y a través de la sentencia 168-13, o caso de Juliana Deguis Pierre, quedaron despojados de su nacionalidad miles de dominicanos descendientes de haitianos, lo que abrió un debate que no acaba.

4- Artículos 184 y 214 del TC y TSE

La reforma constitucional del año 2010 trajo consigo novedades en materia judicial. Una de ellas fue la creación del Tribunal Constitucional (TC) y el Tribunal Superior Electoral (TSE) como organismos independientes de la Suprema Corte de Justicia (SJC).

Según el artículo 184, el TC debe “garantizar la supremacía de la Constitución y la protección de los derechos fundamentales”. Al TSE le corresponde (art. 214) “juzgar y decidir con carácter definitivo sobre los asuntos electorales y estatuir sobre los diferendos a lo interno de los partidos políticos”.

Ambos organismos, sobre todo antes de las elecciones de 2016, fueron altamente cuestionados por su accionar, que a juicio de algunos sectores, no se correspondía con lo establecido en Carta Magna.