El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria Acosta, dijo preocuparle el soborno a funcionarios en la venta al país de los ocho aviones Super Tucano y afirmó que le “gustaría” que la justicia dominicana castigue a los involucrados.

“Nos preocupa y nos gustaría que los que tienen que resolver ese problema y tienen que castigar a los culpable que lo hagan”, sostuvo el Ozoria Acosata, durante una visita que hizo a la Alcaldía de Santo Domingo Oeste.

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo visitó al alcalde Francisco Peña para estrechar la relación entre la Iglesia católica y la alcalde de Santo Domingo Oeste.

Por el escándalo de corrupción fue enviado a prisión el coronel de la Fuerza Aérea Dominicana, Carlos Piccini Núñez, y se le impuso impedimento de salida al mayor general Pedro Rafael Peña Antonio, así como a los empresarios Daniel Aquino Hernández y Daniel Aquino Méndez.

Según los informes enviados por Brasil a la República Dominicana y las indagatorias realizadas por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), el senador por provincia Hermanas Mirabal, Luis René Canaán Rojas, habría sido la persona que recibió el dinero para garantizar los votos necesarios para la aprobación del préstamo de 94 millones de dólares para la compra de las aeronaves para combatir el narcotráfico.

Como parte de un acuerdo alcanzado con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Embraer admitió el pasado lunes que sobornó a oficiales dominicanos para lograr la venta de los aviones.