El arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria, realizó el pasado sábado su primera visita al Penal de La Victoria y se refirió a la necesidad de humanizar el recinto de modo que los internos puedan ocupar este espacio en condiciones dignas y sin tanto hacinamiento.

Le acompañaron monseñor Ramón Benito Ángeles, director de comunicaciones del Arzobispado; el coordinador de la Pastoral Penitenciaria, Fray Arístides Jiménez Richardson; el padre Abraham Apolinar, vicario general, y el director general de Prisiones, Tomás Holguín La Paz.

El próximo viernes 23 a las 10:00 de la mañana el nuevo arzobispo celebrará en la Catedral Primada de América Santa María de la Encarnación el Jubileo de la Pastoral Penitenciaria.