El arzobispo de Santo Domingo, cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, dijo hoy que el Gobierno dominicano ha actuado con una "blandenguería absolutamente injustificada" en relación a la prohibición ordenada por Haití de importar por vía terrestre 23 productos dominicanos.

A su vez, señaló que cada país debe exigir respeto y dijo estar en contra de la actitud de "ñoñería" del Ejecutivo en relación a este tema.

"El gobierno debería de actuar con firmeza", dijo el arzobispo, quien mostró su esperanza en que la Organización Mundial del Comercio (OMC) pueda hacer algo al respecto.

Por otro lado, se refirió a los recientes escándalos de corrupción en el país, como el caso de la OISOE o del alto funcionario dominicano en la ONU, e indicó que "ninguna persona con responsabilidades públicas puede justificar ninguna cuestión absolutamente injustificable".