El número de heridos por la explosión en una estación de gas en el sector Los Ríos y el derrumbe de un edificio próximo asciende a al menos 40, informaron a EFE fuentes de los servicios de seguridad y rescate.

A su vez, la estación, propiedad de Sol se encuentra bajo control, pero el personal de socorro sigue buscando a personas debajo de los escombros del edificio próximo que cayó.

Otras fuentes de la Asociación Dominicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo, indicaron que el problema fue ocasionado por una fuga producida por un problema en una válvula de uno de los tanques de gas, aunque por el momento se desconoce que provocó que explotara.

El principal problema con el que se encontraron los bomberos y personal técnico fue que no se extendiera a un tanque próximo de gran tamaño que tuvo que ser enfriado constantemente para evitar una nueva tragedia.

A su vez, las citadas fuentes indicaron que la estación estaba al día con sus permisos.

Entre las treinta heridos por la explosión registrada en la envasadora y distribuidora de gas situada en Los Ríos (Distrito Nacional) hay cuatro graves, según indicaron a EFE fuentes hospitalarias.

La mayoría de los heridos, con quemaduras en la mayor parte de su cuerpo, han sido trasladados al hospital Ney Arias Lora y uno de ellos se encuentra "extremadamente grave con un traumatismo craneoencefálico".

El estallido en la envasadora, de nombre Sol Gas, situada en la avenida Circunvalación, ha causado un caos circulatorio en la ciudad.

A varios kilómetros de distancia era visible horas después la nube de humo y las llamaradas causadas por el suceso, al que han acudido numerosas unidades de los bomberos y de socorro.

Todos los alrededores han sido desalojados y la zona norte está colapsada.

El director de la Defensa Civil, Rafael De Luna Pichirilo, anunció que se prevé llevar hasta el lugar equipos pesados para remover los restos.