Estaban de vacaciones y lo menos que pensaron es que se convertirían en héroes al frustrar un atentado en un tren de camino a Francia.

Un hombre armado de un rifle y un cuchillo atentó ayer contra la vida de más de 500 personas que viajaban en un tren a Francia.

La balacera ocurrió en la parte trasera del tren que se dirigía a París desde Ámsterdam.

Los estadounidenses que detuvieron al hombre fueron identificados como Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone. El británico Chris Norman también ayudó a controlar al agresor.

Pero, ¿cómo detuvieron al agresor?

Según el medio británico "BBC" , los hombres oyeron detonaciones y decidieron intervenir.

"Se levantaron y se pusieron en la tarea. Casi sin avisar Stone logró tumbarlo y el hombre comenzó a acuchillarlo. Le hizo una profunda herida detrás de la nuca", sostuvo Norman a ese medio.

Skarlatos desarmó al hombre que no ha sido identificado, pero que se sabe que es un marroquí de 26 años.

Los ahora héroes indicaron que el agresor no se daba por vencido y que luchó contra ellos. Estos lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y lo amarraron.

Según trascendió, Skarlatos y Stone son parte de la Marina de Estados Unidos y recientemente habían regresado de misiones en Afganistán.