La embarcación Adonia de Fathom se convirtió en el primer crucero en llegar a Cuba desde Estados Unidos en casi medio siglo.

El barco, filial de la compañía Carnival Cruise, salió desde Miami alrededor de las 16:00 horas locales del domingo y llegó al puerto de La Habana aproximadamente a las 09:30 de la mañana del lunes.

Con un cupo para 710 pasajeros y una tripulación de 373 personas, Adonia ofrece en su interior restaurantes, salones, bares, piscinas, un spa y un gimnasio.

Durante el viajes brinda a los turistas comidas inspiradas en recetas cubanas y actividades que buscan conectar a los viajeros con la vida cotidiana de la isla, entre ellas clases de español y transmisión de documentales sobre la isla, de acuerdo con su sitio oficial.

Originalmente el barco de 30 mil 277 toneladas entró en servicio en 2001 para la compañía naviera Renaissance Cruises, años después para Swan Hellenic, hasta que fue resignado dentro de la tropa de Carnival Corporation.

En su interiror cuenta con 355 camarotes que pueden tener balcón, ventana o ninguna de las dos, además de 10 suits.

La duración de los viajes es de siete días y también ofrecen como destino República Dominicana.