El gobierno del presidente ruso Vladimir Putin está preparando un ejército de roedores cyborg, como nueva aliado para enfrentar al terrorismo, principalmente a Estado Islámico.

El proyecto consiste en que estos animales sean instruidos para olfatear explosivos y drogas en cualquier tipo de ubicaciones, teniendo una efectividad mayor que cualquier perro de búsqueda.

“A diferencia de un perro, una rata puede pasar por cualquier lugar pequeño”, declaró el doctor Dimitry Medvedev, quien encabeza el equipo de científicos que trabaja en el proyecto, al periodico británico "Mirror".

Mediante chips incorporados a los cuerpos de estos animales, los científicos del Laboratorio de Neuro Tecnología de la Universidad Federal del Sur, planean mezclar el buen olfato de los roedores con la tecnología, para localizar con mayor facilidad las amenazas.

Uno de los problemas de este proyecto son los tres meses que se requieren para el entrenamiento de cada rata de laboratorio, las cuales viven alrededor de un año.