Al menos doce personas murieron ayer por un bombardeo a un convoy de ayuda humanitaria en la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia septentrional siria de Alepo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG precisó que la mayoría de los fallecidos eran conductores de los camiones de esa caravana humanitaria y un empleado de la Media Luna Roja Siria.

La fuente explicó que aviones no identificados tuvieron como blanco los camiones del convoy, después que éstos trasladaran la ayuda humanitaria desde áreas bajo el control del régimen hacia el oeste de Alepo.

El Observatorio detalló que el envío de estos cargamentos con asistencia se realizan mensualmente en la mitad occidental de la provincia.

Saldo

12 personas murieron en el ataque.