Más de 14.500 personas fueron evacuadas durante el día de hoy en la República Dominicana por la incidencia del huracán Matthew, que mantiene 16 de las 32 provincias del país en alerta roja (máxima), informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Del total de afectados, 14,117 se desplazaron a casas de amigos o familiares, mientras que 476 se encuentran en albergues oficiales, anunció, mientras que 12 casas se vieron afectadas por los fenómenos meteorológicos.

Según las previsiones de las autoridades, el número de personas que se desplazarán como consecuencia del fenómeno meteorológico podría alcanzar el medio millón.

En la costa sur del país, desde Barahona hasta la Frontera con Haití, y en la norte desde la Bahía de Manzanillo hasta la Provincia Puerto Plata (norte) se mantienen los niveles de alerta, por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

De este modo, 16 provincias, incluyendo la capital, se encuentran en alerta roja, y otras 8 en alerta amarilla, donde la docencia se ha suspendido, al menos, hasta el próximo miércoles; la actividad lectiva si se desarrollará con normalidad en las siete provincias donde se decretó alerta verde.

Durante las últimas 12 horas el territorio dominicano se ha mantenido con bastante nubosidad, se han registrado aguaceros de moderados a fuerte y tormentas eléctricas, así como ráfagas de viento hacia el suroeste y algunas localidades de la zona fronteriza.

Estas lluvias continuarán durante esta noche y las próximas 24 horas debido a la proximidad del poderoso huracán Matthew, que se mueve hacia el norte a unos 11 kilómetros por hora, con una trayectoria hacia el noroeste que lo llevará al suroeste de Haití en las próximas horas.

Matthew, de categoría 4 en la escala Saffir & Simpson, se localiza a unos 390 kilómetros al suroeste de cabo Beata, provincia Pedernales, (República Dominicana), y a unos 270 kilómetros al suroeste de Puerto Príncipe, Haití.

Todas las embarcaciones deben permanecer en puerto debido a vientos y olas anormales, en todas las costas del país, está prohibido el uso de las playas, balnearios en ríos, pozas, canales y arroyos y la práctica de deportes acuáticos en todas las costas del país, por disposición de las autoridades.

Las instituciones responsables del suministro de agua potable adoptaron medidas para garantizarlo y para evitar enfermedades derivadas del consumo de aguas contaminadas y se insta a la población que evitar el consumo de aguas que no estén debidamente potabilizadas, así como el baño en pozos.