Las autoridades de la República Dominicana cifraron hoy en 35.019 los desplazados en el país por el huracán Matthew, que avanza este miércoles a Bahamas.

Un informe del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) precisó que Matthew, cuyas intensas lluvias provocaron ayer cuatro muertes en el país, ha afectado 3.174 viviendas, de las que 25 fueron destruidas totalmente.

Unas 46 localidades se encuentran incomunicadas a causa de las inundaciones provocadas por este fenómeno, que afectó, según el COE, tres puentes.

Las autoridades de socorro advirtieron de que las lluvias continuarán cayendo copiosamente sobre el país durante los próximos dos días, acompañadas de tormentas eléctricas y ráfagas de viento, principalmente en las localidades de las regiones sureste, suroeste y la parte central del país y en la zona fronteriza.

De las 32 provincias del país, 20 y el Distrito Nacional se encuentran en alerta roja y 11 en amarilla, ratificó hoy el COE en su informe sobre la situación provocada por el ciclón, que tras perder algo de intensidad tras azotar el martes por la noche el extremo oriental de Cuba, se fortaleció hoy de nuevo al subir sus vientos máximos sostenidos a 120 millas por hora (195 km/h) en su avance hacia el centro y noroeste de Bahamas.

El COE mantiene los niveles de alerta por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

En su boletín de las 15.00 GMT de hoy, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. indicó que Matthew, todavía un huracán de categoría 3, se dirige hacia el centro y noroeste de Bahamas para situarse el jueves cerca de la costa sureste de Florida (EE.UU.)

Matthew se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de 12 millas por hora (19 km/h) y se encuentra a 55 millas (90 kilómetros) al nornoreste de Cabo Lucrecia (Cuba) y a 105 millas (165 kilómetros) al sur de Long Island, en Bahamas.

Se espera que el ciclón mantenga esta trayectoria en las próximas 48 horas, por lo que Matthew "atravesará Bahamas el jueves y se situará "muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la tarde", resaltaron los científicos del NHC, con sede en Miami.