El mes de enero, que aunque suena lejano está a tres días de llegar, no viene solo. Viene acompañado de la cuarta fase de la reforma tributaria que establece el incremento de un 13% a un 16% de Impuesto a la Transferencia de Bienes y Servicios (ITBIS) para varios productos de la canasta básica familiar.

Con esta medida, impulsada gradualmente desde 2012, “si un producto valía 10 pesos y se le calculaba un impuesto de 13% costaba 11 pesos con 30 centavos; ahora (a partir del año entrante) valdrá 11 pesos con 60 centavos porque el impuesto será de un 16%, explica el economista José Rijo Presbot, quien considera que esta medida no era tan necesaria como desmontar la estructura de gastos que actualmente tiene el país.

“De un 13% se va a pagar un 16%, lo que representa incremento de 30 centavos en el precio, que viene siendo un 2.65 por ciento de aumento a 18 productos de la canasta básica”, detalla.

Los artículos que dentro de pocos días presentarán este incremento son los aceites comestibles, café y sus derivados, cacao y chocolate con sus derivados, yogur en sus diferentes variantes, margarinas y mantequillas. También otras grasas comestibles.

En cuanto al reclamo que hizo al Gobierno el candidato presidencial del Polo Soberano y la Fuerza Nacional Progresista, Pelegrín Castillo, para “deshacer o aplazar la entrada en vigencia del alza tributaria del ITBIS a productos, por representar un daño para las familias dominicanas”, Rijo considera que “el Gobierno ni caso le hará a esa propuesta”.

El exdiputado resalta que los ingresos que generará ese incremento ya están calculados en el Presupuesto de 2016. “Lo que debería replantearse es que el Gobierno se ajuste al pacto fiscal, que conlleva la racionalización de los gastos, donde tú no vas a tener tres instituciones que estén haciendo lo mismo y ninguna dé resultado”.

Otra medida necesaria, según Rijo, es respetar la reforma tributaria, “ya que actualmente los grandes capitales ahorrados no pagan impuestos y se penaliza muy poco al que tiene mucho; y por último la regularización del tope del endeudamiento”.

El especialista también considera demasiado cruel que se mantenga el mismo 18% de ITBIS para todos los bienes y servicios que hasta ahora tienen ese nivel de gravamen y sostiene que al Gobierno del presidente Danilo Medina lo único que le interesa es aumentar los ingresos de su administración.

La Reforma Fiscal fue aprobada el 13 de noviembre de 2012, a casi tres meses de instalada la gestión de Medina, y adquirió el nombre de Ley 253, sobre el Fortalecimiento de la Capacidad de Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible.

El Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), un tributo indirecto retenido por el comercio al consumidor, fue introducido en el país en enero de 1983, con el objetivo de aumentar los ingresos del gobierno y disminuir la dependencia de la tributación directa, según destaca en su portal la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).