Las autoridades han ampliado la investigación abierta sobre la desaparición y posterior asesinato de al menos tres transportistas en San Pedro de Macorís, un caso que ha consternado a esa provincia.

Fuentes del Ministerio Público informaron hoy que la investigación "avanza" y que al menos siete personas han sido investigadas por estos hechos.

La Policía informó ayer que apresó a Radhamés Antonio Ramírez, de 44 años, Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, de 35, su esposa, la exsargento mayor policial Luz Divina Martínez Pimentel, de 32, y Hansel Peralta Mercedes, de 29 años, a quienes acusan de la desaparición y asesinato del chófer Germán Arredondo Quezada, de 45 años; David Polanco, de 40 años, y de Jary Wilson Rodríguez.

La institución explicó que los prevenidos son integrantes de una banda que se dedicaba a contratar los servicios de transporte que ofrecían sus víctimas, para asaltarlos, amordazarlos, lanzar sus cuerpos vivos en una fosa de 10 a 12 metros de profundidad, ubicada en un monte del sector H3 de la localidad de Juan Dolio, en esa provincia.

Los delincuentes robaban a los transportistas sus vehículos, los cuales eran trasladados hacia Elías Piña, zona fronteriza, donde otros hombres identificados como Divanis Adames Lorenzo y un haitiano solo conocido como "Yan", activamente perseguidos, los comercializaban en el Haití.