El mercado binacional se ha tornado incierto en el día de hoy, debido a que inspectores de Aduanas, de Agricultura, Sanidad Vegetal y Animal y efectivos especializados de la policía de Haití, están impidiendo que haitianos entren a su país productos adquiridos en la feria incluidos en la veda que ha impuesto el gobierno del vecino país.

En las primeras horas de hoy muchos haitianos ingresaron a territorio dominicano por el puesto fronterizo de Dajabón, adquirieron artículos en la feria común y los llevaron a su país.

Sin embargo, avanzada la mañana en el puesto fronterizo haitiano se apostaron oficiales aduaneros, de Migración, Agricultura y agentes policiales que están decomisando los productos que tratan de entrar los pocos haitianos que están comprando en el mercado.

En la rivera del río Masacre, en el lado haitiano, han sido apostados inspectores de Aduanas y miembros de la Policía de ese país para evitar que haitianos entren productos por esa parte.

El pasado 15 de septiembre el ministerio haitiano de Economía prohibió la importación vía terrestre de 23 productos dominicanos a partir del uno de octubre próximo.

Entre los productos figuran la harina de trigo, cemento gris, aceite comestible, jabón, detergente en polvo, detergente líquido o en espuma, agua potable, pintura y productos para carrocería de vehículos, mantequilla, manteca y herramientas para la construcción.

También en las primeras horas de hoy algunos camiones cargados de mercancías y materiales de construcción ingresaron a Haití, después de que sus conductores y propietarios cumplieran los requisitos exigidos por las autoridades de Aduanas en Ouanaminthe (Haití).

El presidente de la Federación de Comerciantes del mercado binacional de Dajabón, Freddy Morillo, declaró que la medida del gobierno haitiano aumentará el desempleo y la delincuencia en pueblos y comunidades fronterizos de los dos países caribeños.

Morillo significó que del intercambio comercial viven miles de familias pobres de Haití y República Dominicana.

Asimismo, pidió al gobierno dominicano prestar atención a la situación, al revelar que en la frontera no hay fuentes de empleos y que la mayoría de sus habitantes subsiste de ese intercambio comercial con los haitianos.

A partir de las 14.30 hora local (18:30 GMT) los comerciantes dominicanos y haitianos sostendrán una reunión en Dajabón, inicialmente prevista para ayer, en la que participarán autoridades locales para analizar las repercusiones que está teniendo la medida del gobierno de Haití que impide que entren por vía terrestre 23 productos de origen dominicano.

Comerciantes haitianos agrupados en la Cámara de Comercio de Ouanaminthe (noreste de Haití), han expresado su descontento por la decisión tomada por las autoridades de su país y han advertido que no la acatarán.