La autoridades de Mallorca, España, decidieron retirar la custodia de una bebé fruto de una relación entre un padre de 36 años y su hija de 18.

El Consell de Mallorca tomó la decidió luego que la exesposa del sujeto (madre de la chica) interpusiera una denuncia por abuso.

De acuerdo con el diario “Crónica Balear”, la pareja incestuosa reclama la custodia de la menor y pide que se entienda su relación.

La chica quedó embarazada cuando aún tenía 17 años y según el medio, ella decidió tenerlo porque quería ser madre.

Como respuesta a la denuncia, antes de que naciera su hija, la joven decidió trasladarse a un centro especial para criar a su hija, mientras su pareja se apartaría “temporalmente” de ambas.

Sin embargo, una vez que nació la bebé el Consell le retiró la custodia argumentando que la relación entre ellos no era buena para la menor.

Debido a esa razón las autoridades quieren que el bisabuelo paterno adquiera la custodia, informó “El Mundo”.