La juez Awilda Reyes Beltré, acusada de corrupción, puso en conocimiento de la organización cívica Participación Ciudadana que el magistrado Francisco Arias Valera dirigía la supuesta red corrupta en el Poder Judicial con la connivencia del presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Mariano Germán Mejía.

El excoordinador de PC Francisco Álvarez Valdez, explicó hoy en rueda de prensa que la propia Reyes Beltré les ha entregado un informe donde hace una serie de revelaciones, como que el consejero Arias Valera dirigía con conocimiento de Germán Mejía la supuesta red de jueces corruptos, que negociaba con apresados por crímenes como asesinatos, narcotráfico y lavado de activos.

Asimismo, señala a Arias Valera como la persona que la presionó y que le entregó dinero para que pusiera en libertad al regidor de Pedro Brand, Ericsson de los Santos Solís, acusado de sicariato, aunque también habla de otros casos.

Según Álvarez Valdez, la magistrada también afirma haber firmado un documento que certifica que reintegró el soborno que recibió de manos de Arias Valera para liberar a De los Santos Solís.

Reyes Beltré también dice haber recibido presiones del presidente de la Suprema Corte de Justicia para que renunciara a su cargo y evitar de ese modo que se destapara el escándalo de corrupción que afecta a varios jueces.

El documento que obra en poder de la entidad cívica se pondrá en manos de la Procuraduría hoy mismo, para que investigue las revelaciones de Reyes Beltré, para quien la organización pidió protección, ya que ésta teme por su vida.

Por su parte, el actual coordinador de la entidad, opinó que ya existen suficientes evidencias para que, tanto Reyes Beltró como Arias Valera, se enfrenten a la justicia por la vía penal.

La confesión de la magistrada de haber aceptado dinero por liberar al regidor de Pedro Brand, que va implícita en haber firmado un documento de devolución, se convierte en una pieza clave del caso, que obligaría a Álvarez Valdez a declarar como testigo en el proceso judicial.

Por su parte el presidente de la Suprema Corte de Justicia rehusó comentar el caso a la prensa porque "la prudencia me dice que en los momentos de muchas dificultades hay que saber callarse; agradezco su preocupación, pero no voy a decir nada, no voy a emitir opinión", frente a las declaraciones de la juez.

Germán Mejía se limitó a decir que las acusaciones vertidas en su contra hecha por parte la magistrada suspendida se dilucidarán en los tribunales.