Centenares de personas salieron ayer a las calles de la capital mexicana al cumplirse 19 meses de la desaparición de 43 estudiantes en el sur de México, en una marcha en que los familiares de las víctimas portaron antorchas para simbolizar la “esperanza” de alcanzar “la verdad y la justicia”.