El mercado dominico-haitiano, que se celebra lunes y viernes en Dajabón y que estaba suspendido desde hace 15 días por protestas de comerciantes y transportistas locales, se reanudó hoy, lunes, pero con una baja asistencia de haitianos.

El mercado estaba suspendido desde hace dos semanas en respuesta de comerciantes y transportistas dominicanos a la veda por vía terrestre a productos procedentes de la República Dominicana por parte de Haití.

Sin embargo, vendedores dominicanos expresaron hoy preocupación por el escaso apoyo de comerciantes y compradores haitianos.

"Vinieron muy poco, las ventas han sido lentas hoy. Esperamos que el viernes el ambiente cambie", dijo a Efe Ramón Peralta, vendedor de provisiones en la feria.

A la vez, denunció que las autoridades haitianas "despojaron y arrojaron" a la basura los artículos que adquirieron en el mercado los pocos haitianos que cruzaron a este territorio a intercambiar negocio.

En ese orden, dijo que esa situación puede afectar la celebración de la feria bilateral el próximo viernes.

De su lado, el presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas del Mercado Binacional, Abigail Bueno, admitió la baja de compradores y vendedores haitianos.

Según Bueno, como el levantamiento del paro se anunció ayer después de concluido un encuentro con representantes del Gobierno dominicano, es "muy probable" que muchos haitianos no se hayan enterado de lo acordado.

"Vamos a esperar qué pasa el viernes", señaló el comerciante.

Hoy comerciantes aglutinados en el Bloque y la Cámara de Comercio de Ouanaminthe (Haití) recorrieron las calles de esa fronteriza ciudad y a través de altoparlantes anunciaron a la población que las puertas fronterizas de los dos países estaban abiertas y que el mercado se había reanudado.

No obstante, los comerciantes haitianos denunciaron que inspectores de Aduanas, de Agricultura, Sanidad Vegetal, Migración y de la Policía de Haití, despojaron a sus paisanos de los productos que compraron en el mercado y que los destruyeron y los arrojaron al río Masacre, que separa a los dos países.

El secretario general de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado) en Dajabón, Geovanny Escotto, estimó que el gobierno haitiano no está dando muestra claras para buscar una salida amigable al conflicto.

Asimismo, reveló que autoridades haitianas impidieron que camiones dominicanos cargados de mercancías entraran hoy a su territorio.

Escotto manifestó que desbloquearon la calle de acceso al mercado y el punto fronterizo pensando que la situación cambiaría, pero que las autoridades haitianas siguen con una posición "radical".

Tras el levantamiento de las protestas, decenas de haitianos, a los que dominicanos prohibían el paso, se apresuraron a cruzar desde tempranas horas de hoy hacia República Dominicana.

"Por fin se acabó este calvario, no vuelvo a mi país hasta que este asunto no se resuelva definitivamente", dijo a Efe la comerciante haitiana Dean Heraux Pierre, quien se dedica a la venta de ropas y calzados en un mercado de la ciudad de Santiago y que era una de las personas a las que los manifestantes impedían su ingreso al país, pese a disponer de un visado dominicano.