La alcaldesa de la ciudad de Baltimore, Estados Unidos, Stephanie Rawlings-Blake despidió al Comisionado de la Policía Anthony W. Batts, después de casi tres meses de que el afroamericano Freddie Gray muriera a causa de lesiones ocasionadas bajo custodia policial.

Mediante un comunicado de prensa, Rawlings-Blake anunció su decisión, a la vez que nombró a Kevin Davis como nuevo Comisionado.

Rawlings-Blake nombró a Batts en 2012 después de que él había renunciado como Jefe de la Policía en Oakland, California. Allí fue criticado por alegadamente no saber controlar los disturbios de la ciudad.

Esas mismas críticas se le hicieron en Baltimore después de los disturbios que se presentaron a causa de la muerte de Freddi Gray, quien murió tiempo después de sufrir una lesión en la médula espinal cuando se encontraba bajo custodia policial, informó el periódico estadounidense "The New York Times".