El gobierno de Baltimore, Estados Unidos planea pagar 6.4 millones de dólares a la familia de Freddie Gray, un afroamericano que murió a consecuencia de una lesión adquirida mientras se encontraba bajo custodia policial.

El acuerdo aún debe ser aprobado por una junta que supervisa el gasto municipal, la cual se reunirá el miércoles. Si es aprobado se pagará a lo largo de dos años según la alcalde Stephanie Rawlings-Blake.

Lo acordado es mayor al total de 120 demandas presentadas contra el Departamento de Policía por su presunta brutalidad.

Gray, de 25 años, murió en abril de una lesión en la columna vertebral que sufrió cuando estaba detenido por la Policía.

Los seis policías implicados en el caso fueron acusados de cargos penales que van desde el asesinato al asalto. Todos se declararon inocentes.

El fallecimiento de Gray causó manifestaciones y disturbios en Baltimore durante varios días.