El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, alertó hoy sobre los peligros de que haya una escalada de violencia entre israelíes y palestinos a raíz de los últimos incidentes registrados en Jerusalén y Cisjordania.

Dos israelíes murieron el sábado en un ataque palestino en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que dejó otros tres heridos, entre ellos un niño de dos años.

En una declaración difundida por su portavoz, Ban condena en "los más duros términos" ese ataque y los incidentes posteriores en varios barrios de Jerusalén en los que resultaron heridos palestinos e israelíes.

"El secretario general está profundamente preocupado de que los últimos incidentes puedan indicar una peligrosa tendencia hacia una escalada", dice la declaración de Ban, que también alude a otros actos de violencia en Cisjordania registrados en los últimos días.

También se muestra "profundamente preocupado" por declaraciones de grupos palestinos, "incluyendo a Hamás", en las que se alaba "ese tipo de ataques atroces"

Ban pide además a todos los líderes que "condenen la violencia y la provocación, que mantengan la calma y hagan todo lo posible para evitar una escalada" de la violencia.