El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) informó hoy que la banda que se dedicaba a vender visas falsas y que desmanteló la Policía Nacional, fue la misma que sus dirigentes obligaron a salir de sus instalaciones en el Centro de los Héroes de Santo Domingo.

Olivo De León, presidente del CDP, afirmó que Marvin Joel Soriano Robles, identificado por la Policía Nacional junto a otros siete apresados, como componentes y responsables de la banda, fue la persona que lo amenazó de muerte en dos ocasiones ante el requerimiento de que pagara la deuda por meses de renta, pago de energía y otros servicios mientras funcionaba en la tercera planta del edificio del CDP.

Asimismo, recordó que esa misma persona, que en una ocasión fue condenada a seis años de prisión por falsificación y estafa, sometió al CDP y a su presidente en ocho ocasiones ante distintos tribunales usando el mismo expediente.

Afirmó que una certificación de la Dirección General de Prisiones establece que Marvin Joel Soriano Robles, está condenado a seis años de prisión por falsificación de documentos y se encuentra en libertad condicional.

Asimismo, destacó que el periodista Rafael G. Santana descubrió que éste figura entre un grupo de 49 personas señaladas por la embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo, como falsificador.

Indicó que otra forma de estafar era el hecho de estar graduando "técnicos" en periodismo en seis meses, impartiendo clase dos veces por semana y para ello tomó la Casa Nacional del Periodista, cuando una persona tiene que pasar por lo menos cuatro años estudiando en una universidad para graduarse en esa profesión.

Dijo que la administración del CDP, en el año 2013, le rentó la tercera planta a Soriano Robles, una área de cafetería en la primera planta y otra área de parqueos, que nunca pagó, pero que aprovechó para convertir todo ese espacio en un 'bunker' para sus negocios, por lo que fue obligado a salir de allí e 2 de mayo del 2014.

Sostuvo que ese señor se hacía acompañar de gente que trabajaba para él, entre los que figuran por lo menos tres de los siete apresados por la Policía como la banda que se dedicaba a falsificar y vender visas, tales como Vilma Adelaida Martínez Soriano, Elaine de los Santos Jiménez, entre otros.

Olivo De León expresó su esperanza de que se haga justicia y se imponga todo el peso de la ley a Soriano Robles y a su equipo de estafadores, para que por lo menos deje, por un tiempo, de estafar a incautos.