El presidente estadounidense Barack Obama anunció durante la celebración del Día del Trabajo la ampliación del acceso a la remuneración por día de enfermedad.

La medida beneficiará a miles de personas empleadas por compañías que tienen contratos con el Gobierno de Estados Unidos.

Por lo que a partir de ahora, los trabajadores podrán obtener siete días pagados por enfermedad cuando ellos o sus familiares sufran algún inconveniente.

"Esto le dará a cerca de 300 mil trabajadores estadounidenses acceso a licencia por enfermedad por primera vez”, declaró Obama.