El presidente estadounidense Barack Obama anunció que va a proponer una serie de acciones ejecutivas para frenar la violencia armada.

Obama desea expedir una legislación para requerir la verificación de antecedentes para armas compradas a distribuidores, ya sea en línea o en ferias de armas.

El mandatario hará uso de su autoridad legal para emitir acciones ejecutivas y mejorar las leyes de armas del país.

Desde la Casa Blanca, Obama aclaró que la violencia desgarró a demasiadas comunidades de todo el país. “Más de 100 mil personas asesinadas (en la última década) como consecuencia de la violencia armada".

Dentro de la iniciativa, el gobierno planea contratar más inspectores para llevar a cabo verificaciones de antecedentes de arma y aclarar las normas sobre armas perdidas y robadas.

Obama prometió que las medidas serían tomadas en cuenta desde sus facultades legales, aunque reconoció sus limitaciones ante el Congreso, informó “USA Today”.