El presidente de Estados Unidos, Barack Obama confesó la noche del lunes estar “absolutamente” preocupado por los efectos que pueda tener en el país la Presidencia del mandatario electo, el republicano Donald Trump.

“¿Tengo preocupaciones ante la Presidencia de Trump? Absolutamente”, afirmó Obama en su primera conferencia de prensa tras las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre.

“El Gobierno federal y nuestra democracia no son una lancha rápida, son un transatlántico. Nos ha tomado mucho trabajo, incluso en nuestros primeros dos años. Yo le aconsejé que antes de que se comprometa a ciertas cosas, reflexione realmente” sobre sus acciones, explicó Obama.

El jefe de Estado aseguró, además, haberle insistido al mandatario electo del país sobre la importancia de “dar señales de unidad” como nación después de la campaña que protagonizó el magnate antes de ser elegido para ser su sucesor.

“Le dije, como he dicho públicamente, que por la naturaleza de las campañas, por la amargura y por la ferocidad de las campañas, es realmente importante tratar de enviar señales de unidad y tratar de llegar a los grupos minoritarios, a las mujeres y a otros que están preocupados por el tono de la campaña”, dijo Obama.

Pidió “tiempo y espacio” para Trump

El mandatario saliente pidió que se dé “el tiempo y el espacio” necesario al presidente electo para que forme su Casa Blanca y que defina sus prioridades, al tiempo que rehusó comentar cada nombramiento que Trump haga a partir de ahora.

Obama afirmó que las crisis en cualquier parte del mundo pueden impactar en horas a los Estados Unidos y es necesario que el presidente tome decisiones en cuestión de horas, para lo cual necesita un equipo capaz de procesar cantidades ingentes de información.

“La cantidad de información que llega y que hay que procesar se incrementa rápidamente y eso es difícil”, aseguró Obama, quien señaló que transmitió esas reflexiones a Trump en su encuentro la semana pasada en Washington, tras la victoria del magnate republicano en las elecciones.

“Le dije que lo más importante es cómo formas su equipo, especialmente el jefe de gabinete, los consejeros de la Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional. Deben establecer un sistema para procesar un flujo constante de información, crear opciones y que el presidente tome las decisiones sin ahogarse en información”, explicó el mandatario demócrata.