Este jueves la exsecretaria de Estado Hillary Clinton se presentó frente al Congreso de Estados Unidos, para comparecer en una audiencia sobre el atentado terrorista en contra del consulado en Bengasi, Libia, durante 2012.

Durante la audiencia, Clinton señaló que la diplomacia tiene riesgos “inevitables” que el país debe aceptar para protegerse en lugares peligrosos.

La exprimera dama también declaró que se siente mal por todas las acusaciones que se han hecho en su contra. "Me imagino que he pensado más sobre lo que sucedió que todos ustedes juntos", declaró la precandidata.

Esto debido a que en el atentado el embajador Chris Stevens y otro cuatro estadounidenses perdieron la vida.

Clinton también asumió la “responsabilidad” de haber enviado a Stevens durante una época de tensión en el territorio Libano.

Debido a que la precandidata había señalado que este encuentro era con la intención de dañar su campaña, el presidente del comité, el congresista republicano Trey Gowdy rechazó que esa fuera la intención, informó la cadena "CNN".